domingo, 28 de septiembre de 2014

Nuestras sombras







Nubes altas en el cielo
Una tormenta al acecho
Estampa blanca y gris en el cielo
Sinuosas formas en la imaginación.
Truenos que estallan en la distancia
Rompiendo a ratos nuestros silencios
Atrapando instantes que por momentos
Simulan alegrías ya contenidas.

Siempre en el cantar de un sueño
Obligándonos a continuar la vida
Mediaremos entre los deseos
Buenos y malos, presentes y olvidados.
Recuperar la compostura en un segundo
Abriendo los brazos a la esperanza
Sintiendo así que llega la calma.

NUESTRAS SOMBRAS contrastadas sobre la hierba, una tarde donde todo es alegre y donde sin mas todo se pierde. Cual tormenta de verano que se presiente, llega, revienta y se aleja con un mutis acentuado como el sol que poco a poco va durmiéndose 
en su ocaso.








jueves, 11 de septiembre de 2014

Mi dulce septiembre



Mes preferido por mí
Idóneo cambio de estación

Dulces recuerdos de aniversarios
Umbral de fiestas de antaño.
La vida cambia día tras día,
Cual nube que navega cielos azules
Esperando el momento oportuno y

Salpicando con tormentas de verano
En el tiempo quedan los instantes
Partícipes de la vida y de la muerte
Tiempos variantes pero no extraños
Incansables paso a paso y sin descanso
En este mes yo cumplo años
Muchos son los que ya cuento
Bueno es pensar que muchos quedan
Raudos pasaron los que se alejan
En la puerta esperan al llegar a mi vera.

Es siempre MI DULCE SEPTIEMBRE  el mes más hermoso del año. Cuando pienso en todos los ya vividos y cuántos deseo todavía recibir, imagino siempre un otoño en calma, un aire cálido tan sólo en el día y unas noches frescas de abrigo ligero, el ambiente viste de horarios nuevos retomados después del descanso veraniego y poco a poco van cambiando los colores alegres por esos mágicos tonos amarillentos...

sábado, 7 de junio de 2014

Del miedo: Vida



Decidí no temer a las ausencias
Eliminé el silencio hasta del pensamiento
Lejos dejé aquellos tiempos de miedo

Medité al respecto y recapacité,
Ideé, proyecté, cumplí y sobre todo
Edifiqué sobre la esperanza un futuro,
Donde jamás volvería a vivir
Oscuridad, desazón y sobre todo temor.

Aprendemos DEL MIEDO, aquello que se teme a veces nos perjudica de tal forma que en el momento justo en el cual lo superamos, sabemos que nunca más podrá afectarnos en la misma forma. Por ello, aprender de los errores es fundamental en el transcurso de la vida, y temer a lo desconocido es algo que está ahí, al acecho alimentándose precisamente de ese miedo innato del ser humano. Por todo ello, siempre y a diario continuamos inmersos en ese aprendizaje, ese camino que nos lleva a la vida.

Vivir aprendiendo y sin temor,
Imaginar que el mundo es feliz aunque
De vez en cuando pisemos la realidad
Afrontando sin temor cualquier situación.

Por que la VIDA es algo inmenso, grande y sobre todo que vale la pena ser vivida. hasta el último aliento que nos queda en el cuerpo.

Acros Del miedo: vida
acróstico, poesía
Código: 1406071196373
Fecha 07-jun-2014 20:19 UTC
Licencia: Creative Commons Reconocimiento 3.0

domingo, 25 de mayo de 2014

De aquellos días




Decidir qué podemos recordar, y así
Evitar olvidar lo que nos marcó el destino.

Albergar esperanza por una nueva vida, es
Querer mejorar un hoy lleno de incertidumbres
Unicamente, el afán por seguir adelante, logra
Encauzar al ser humano en el camino correcto.
Librando en ocasiones duras batallas, retos y
Levantando nuevos pasajes para quienes llegan
Ocupan y toman el relevo de nuestro esfuerzo
Sintiendo el ciclo de la vida como única bandera.

Dirigimos con más o menos acierto el próximo
Inicio hacia un mundo que deseamos mucho mejor.
Atrás quedan las luchas de nuestros antepasados
Siempre pensaremos en todo lo que ellos lograron.

Sí, nuestros abuelos y abuelas, y más atrás de ellos, recordando siempre lo mucho que todos nos legaron DE AQUELLOS DÍAS, en los cuales un real era casi una fortuna, y comer no resultaba tan sencillo como ir al super a comprar. Sí, ellos son quienes forjaron la base de un camino sin tantas piedras ni escollos, algo que no sé por qué, veo como día tras día parece ir desmoronándose sin poder evitarlo.

Y no es que no luchemos para evitarlo, es que si alzamos la voz quieren acallarla, si alzamos las manos nos obligan a bajarlas, si deseamos vivir en paz parece que el mundo se empeñe en lo contrario. Yo pienso DE AQUELLOS DÍAS, en todos los que lucharon para dejarnos sus legados y cuánto de todo ello podremos conservar a este paso.

Hoy es un post un poco triste y digo poco, por no ser dramática pero es que hay veces en las que sinceramente, da realmente pena, lástima (iba a decir asco) o como queráis decirlo mirar a nuestro alrededor y ver que cada vez estamos más agobiados la inmensa mayoría. En ocasiones pienso que sería bueno poder decir “Apaga y vámonos” “Borrón y cuenta nueva” “Si lo sé no vengo” ... y así muchas otras frases más que seguramente todos tenéis en mente y yo no atino a mencionar, como hacer un reset y empezar de nuevo pero, no puedo pedir imposibles.

acróstico, poesía
Código: 1404120585246
Fecha 12-abr-2014 21:54 UTC
Licencia: Creative Commons Reconocimiento 3.0

domingo, 18 de mayo de 2014

Te hallé y estás en mí


Tenía el mundo en un rincón escondido
Encendía una luz pero hallaba oscuridad

Habitaba el vacío en el corazón, pero en mí
Alimentaba los sueños y la esperanza
Liberé poco a poco como mil mariposas,
Los deseos que a mi alma fluyeron,
Elevándose hasta el cielo, no todos se cumplieron

Y después tan sólo existía el silencio.

Ese espacio donde tan sólo habitan desamores y
Sentimientos de todo aquello que se da por perdido.
Tenía en mis manos la magia y los sueños ¡todo!
Al cielo miraba sin saber cómo volver a empezar
Siguiendo estrellas y alimentando amaneceres

Emprendiendo vuelos y cayendo de nuevo.
Nada, no había nada hasta que tú llegaste.

Mis miedos huyeron, mis lágrimas desaparecieron
Impulsaste mi vida, y yo sólo sé ¡cuánto te quiero!

En el devenir de la vida, de sus espacios y de sus múltiples momentos, hay encrucijadas de sentimientos donde todo es mucho y nada es menos, solo el corazón y el alma son capaces de asimilar las sensaciones al descubrir que fue aquel instante justo y preciso cuando TE HALLÉ Y ESTÁS EN MÍ.


poesía, acróstico

Código: 1405180883549
Fecha 18-may-2014 19:29 UTC
Licencia: Creative Commons Reconocimiento 3.0

domingo, 27 de abril de 2014

Memoria



Mientras el tiempo fluye, pasa la vida

Evocamos instantes felices y evitamos

Melancolías, tristezas, desamores... Intentamos

Olvidar todo aquello que nos hiere y daña

Rememorar lo bueno es tal vez lo que más

Importa en nuestro día a día, sin embargo

A pesar de todo, no siempre lo logramos.

En el deambular diario la MEMORIA se empeña día tras día en recuperar precisamente todo aquello que cuanto más desearíamos olvidar, resulta ser lo que más presente tenemos.



“En su memoria se desdibuja un rostro, aquel que en todos sus años de adolescencia era dueño y señor de sus sentidos, el amor que engrandecía desde la lejanía, observando como él buscaba más compañías y nunca se acercaba a ella. Sí, quizás un día consiguiera arrancarlo de esa, su memoria empeñada y sin recibo ni resguardo donde canjear un sueño por una vida, una realidad por una quimera que nunca fue y que sin embargo jamás logró dejar atrás. Y aquel rostro volvió desde el pasado, cruzó su mirada con la suya y fue en ese preciso instante cuando de un zarpazo, el cúmulo de recuerdos cayó hecho añicos y logró que la vida tomase un rumbo mucho mejor.”



acros Memoria
acróstico, poesía
Código: 1404270689016

jueves, 10 de abril de 2014

El color de mi mundo

Imagen tomada de la red, desconozco al autor.


El día no es más largo ni más corto,
Literalmente hablando eso depende sólo de ti.

Cuando lo pintas de colores alegres...¡Escapa!
Olvidas incluso que pueda existir algo malo.
Locuaz y perspicaz, intentas atrapar los días.
Opuestamente, de una forma casi malvada
Recuerdas que los colores oscuros, también existen

Dejas que entren por la puerta, casi les invitas
Esperando al mismo tiempo que salgan por la ventana.

Mientes, sí. ¡Te mientes a ti misma! Sabes que no saldrán e
Intentarán apagar todos esos colores que tanto brillaban.

Mirarán alrededor para oscurecer poco a poco tu mundo
Unicamente tú, con tu fuerza y tus ganas de vivir, conseguirás
Nadar contra corriente, echar por tierra cualquier obstáculo,
Dibujar flores donde solo hay cardos a la espera de tu caída,
Obligando con tu actitud a creer que todo es posible si uno lo desea.

Sí, EL COLOR DE MI MUNDO, es de rosas y amarillos, de azules y violetas, de verdes y naranjas. Desde las más bellas puestas de sol, al más hermoso de los mares de coral.

Sí, yo sé que este es un mundo que no a todos gusta, que a muchos les parece cursi, rozando tal vez la estupidez, pero es mío. 

Y sí, tan sólo yo, sé dónde está el armario de los colores oscuros y creo que todos poseemos uno que desearíamos no abrir jamás, sin embargo muchas veces se abren sus puertas, se rompen sus cerraduras e incluso se pierden las llaves que lo intentan mantener cerrado a cal y canto sin lograrlo.


acróstico, poesía

Código: 1404090556437
Licencia: Creative Commons Reconocimiento 3.0